Un equipo internacional de investigadores ha descubierto en un meteorito que impactó en Filandia hace casi cuarenta años, dos nuevos tipos de diamantes de extrema dureza. Se trata de cristales de carbono más resistentes que los diamantes regulares que se forman en el planeta y que nunca antes habían sido descubiertos.
El hallazgo, que aparece en la revista Earht and Planetary Science Letters , se realizó de forma accidental cuando los investigadores, dirigidos por Tritán Ferroir, de la Universidad francesa de Lyon, utilizaban pasta de diamante para pulir un trozo del meteorito conocido como «Havero», según informa Discovery News. Los científicos hallaron unos puntos cargados de carbono elevados sobre el resto de la superficie de la roca. Esas zonas eran aún más duras que la pasta de diamante que empleaban.
«Esto en sí mismo no es sorprendente», explica el investigador Changfeng Chen, de la Universidad de Nevada en Las Vegas (EE.UU.), ya que, en ocasiones, cuando se produce un impacto, las capas de grafito de los asteroides pueden formar zonas muy resistentes sobre su superficie. Lo que ocurrió en el «Havero» es que las capas de grafito pueden haberse calentado lo suficiente como para crear lazos entre ellas, que es exactamente la fórmula que se utiliza en la fabricación de diamantes.

Los investigadores analizaron los cristales de diamante con instrumentos de alta precisión, lo que les permitió confirmar que, efectivamente, habían encontrado una nueva «fase» o polimorfo de carbono cristalino, así como un tipo de diamante que se buscaba desde hace décadas pero que nunca se había encontrado de manera natural hasta ahora. La muestra del meteorito es más dura que los diamantes regulares que se hallan en la naturaleza, pero, debido a su pequeño tamaño, no puede ser comparada con los diamantes ultra duros que se fabrican de forma artificial. Sin embargo, los científicos creen que el descubrimiento puede ayudar a crear diamantes artificiales de extrema dureza.